Inicio Teléfono

¿Cuál es el traumatismo más frecuente en el parto?

Respuesta

El parto es un proceso en el que los recién nacidos pueden experimentar formas de traumatismo que provocan problemas físicos durante el alumbramiento. Estos traumatismos pueden ir de leves a graves en función de factores relacionados con la naturaleza del parto.

Tipos comunes de traumatismo al nacer

Hinchazón o hematomas, en la cabeza: Esto ocurre comúnmente en los recién nacidos, los que nacen a través de la entrega debido a la presión sobre su cabeza durante el paso.

Hemorragia subcraneal: También conocida como cefalohematoma esta afección se refiere a la acumulación de sangre entre el cráneo y su cubierta protectora. Suele ocurrir cuando se utilizan instrumentos para ayudar en el parto.

Daños en los nervios craneales: La zona facial del bebé puede sufrir daños en los nervios debido a la compresión durante el parto, agravada por el uso.

Plexopatía braquial: Esta lesión se produce cuando se aplica una tracción excesiva sobre la cabeza o la región de los hombros del bebé durante el parto, afectando a los nervios que sirven a las extremidades.

Fractura de clavícula: Las fracturas en esta zona no son infrecuentes en los partos o cuando se trata de un mayor, que el recién nacido.

En mi profesión me he encontrado con casos en los que estos traumas comunes del parto fueron causados por negligencia. Es crucial diferenciar entre los traumas que se producen de forma natural durante el proceso de parto y los que podrían haberse evitado con atención. Para las familias que se enfrentan a estas situaciones es esencial comprender la naturaleza del trauma y sus efectos duraderos. Es prudente consultar tanto a profesionales como a expertos jurídicos para sortear estos retos comprendiendo plenamente los derechos y el apoyo disponibles, por el bienestar del niño.

En conclusión
Aunque algunos traumas del parto no pueden evitarse, otros pueden prevenirse. Los profesionales sanitarios tienen la responsabilidad de vigilar de cerca estas afecciones, mientras que los padres deben conocer los resultados y las opciones de tratamiento. En caso de sospecha de negligencia médica, es fundamental buscar asesoramiento para proteger los derechos del recién nacido y de su familia.

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesita ayuda?

¿No encuentra la respuesta que busca?
Contacto